Cómo formatear un portátil

¿Recuerdas el rendimiento tan fluido que tenía tu portátil cuando era nueva? Es normal que con el paso del tiempo y el uso los ordenadores comiencen a presentar errores, problemas o un rendimiento bastante disminuido y poco fluido, por lo que muchos están interesados en aprender cómo formatear un portátil para regresar la computadora a su estado de fábrica, es decir, como si fuera nueva.

Sentir que nuestro portátil es poco fluido hace que la experiencia general de uso se vea afectada, pudiendo afectar nuestro rendimiento en el trabajo o nuestra experiencia al disfrutar de un juego o contenido multimedia. Esto se puede solucionar al formatear portátil, un procedimiento bastante sencillo que regresará el portátil a su estado original siguiendo unos simples pasos que aparecerán en la pantalla.

De cualquier forma, para asegurarnos de que no tengas ningún problema o duda al momento de formatear un portátil, a continuación, te explicaremos paso a paso todo lo que debes saber:

Cómo formatear un portátil (paso a paso)

formatear-portatil

El proceso de formateo es muy sencillo y es igual para portátiles u ordenadores de sobremesa, aunque puede variar dependiendo del fabricante y del método de Recovery que use; aunque usando el método de Windows 10 si es igual en todos los equipos.

1.- Hacer una copia de seguridad

Antes de comenzar el proceso para formatear portátil te recomendamos realizar un respaldo de todos los archivos y documentos que no puedes perder por cuestiones laborales o personales. Puedes usar una memoria USB, un disco externo o una cuenta en la nube, cualquiera que sea la opción más cómoda para ti.

También recomendamos respaldar todos los archivos de instalación de los controladores o drivers de tu equipo, para que pueda funcionar correctamente después de formatearlo. Esto no suele ser necesario si usas el disco o archivo recovery del fabricante.

2.- Conseguir imagen ISO o archivo/disco recovery

Si tu fabricante tiene un disco o un archivo recovery simplemente tienes que ejecutarlo y comenzar con el proceso de formateo. En caso de que hayas perdido el recovery se puede hacer por medio de Windows, pero necesitarás tener a tu mano el código (key) de tu Windows. En caso de que hayas comprado el disco de Windows el código se puede encontrar en la caja o en el mismo CD.

3.- Ingresar a la BIOS

formatear-portatil-BIOS

Algunos discos de instalación arrancan de forma automática al reiniciar el equipo, pero si ese no es el caso de tu disco, lo único que tienes que hacer es pulsar F2 después de encender el portátil (en algunos se debe presionar supr + F2 + el botón de inicio del portátil) para poder iniciar el disco desde la BIOS y comenzar el proceso de formateo.

Es posible que tengas que ajustar el dispositivo de arranque en la BIOS, ya sea un CD, una memoria USB o un archivo.

3.1.- Comenzar a formatear

Si estás usando el disco de Windows puedes simplemente ingresarlo en tu portátil y seleccionar “Instalar Windows” en la pantalla que aparecerá.

4.- Eliminar la Partición del sistema”

Para poder realizar la instalación del sistema operativo se tendrá que elegir la partición que se formateara para realizar una instalación limpia del sistema operativo.

Cuando haya terminado el proceso de instalación el equipo se reiniciará y aparecerán distintas opciones en pantalla, entre las que tendrás que ingresar tu información de usuario (usuario, contraseña, correo, etc.).

5.- Instalación de drivers

Si utilizaste le disco Recovery lo más probable es que el programa se haya encargado de la instalación de todos los drivers que venían de fábrica.

Si usaste el disco de Windows tendrás que instalar los drivers que te recomendamos guardar en tu respaldo. En caso de que no los hayas podido guardar, es muy probable que en el sitio web del fabricante puedas encontrar los drivers de tu portátil ingresando su modelo.

6.- Reiniciar portátil

La mayoría de los drivers te pedirán reiniciar el equipo después de su instalación, te recomendamos que lo hagas para asegurarte de que el equipo funcione correctamente y tenga un excelente rendimiento.

Formatear un portátil es un proceso que puede intimidar a las personas que no tienen mucho conocimiento sobre ordenadores, ya que la idea de “borrar todo” puede sonar un tanto peligrosa, pero lo cierto es que es un procedimiento bastante sencillo, especialmente en los equipos modernos, gracias a que los fabricantes y el mismo Windows han facilitado mucho el proceso.

Beneficios de formatear un portátil

formatear-portatil-beneficios

Anteriormente comentamos que al formatear portátil el equipo se regresa a su estado de fábrica, lo que deja claro que su rendimiento volverá a la normalidad y podrás usar tu portátil en todo su esplendor; sin embargo, se recomienda que el formateo sea el último recurso para mejorar el rendimiento del equipo.

Antes de formatear un equipo se pueden intentar otros métodos para mejorar el rendimiento de un portátil, comenzando por solucionar los problemas que se hayan encontrado y borrar programas que no se utilizan.

Otro detalle que se debe de tener en cuenta es que si el portátil no está actualizado es posible que se produzcan ciertas ralentizaciones en el hardware del equipo, por lo que mantener actualizados los drivers y programas del equipo también puede ayudar bastante a mantener un buen rendimiento en el equipo.

También suele ser muy habitual que los usuarios decidan formatear su portátil para eliminar virus y malware. Se sabe que los archivos y programas maliciosos también pueden afectar en rendimiento del equipo e incluso pueden permitir que los intrusos roben información del equipo, algo que puede ser muy peligroso si se tienen documentos importantes o bancarios.

Por último, también es una excelente alternativa para liberar espacio y acabar con cualquier rastro de los programas y archivos que ya no se utilizaban; aunque esto se puede hacer de forma manual algunos usuarios prefieren formatear para asegurarse de hacer una limpieza completa. También se puede elegir formatear manteniendo los archivos.

De cualquier forma, si llevas tiempo intentando mejorar el rendimiento de tu equipo sin éxito, formatear un portátil debería ser una solución definitiva al problema de rendimiento, ya que tu equipo debería funcionar como cuando era nuevo. En caso de que el formateo no solucione el problema de rendimiento, entonces lo mejor sería contactar al soporte del fabricante para que revisen tu equipo y determinen la fuente del problema.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies